16/07/2018

USO DE GAFAS DE SOL EN NIÑOS

Cada vez los padres están más concienciados de que deben proteger la piel de sus hijos con crema solar. Sin embargo, una mayoría ignora que los rayos UV son aún más perjudiciales para los ojos infantiles al no estar desarrollados completamente.

 

  • El cristalino de los bebés de menos de un año deja pasar hasta el 90% de la radiación UVA y el 50% de la UVB, llegando directamente a la retina, la parte más delicada del ojo.

 

  • Entre los 12 y 13 años, estos porcentajes se reducen alcanzando el 60% para los UVA y el 25% para los UVB.

 

  • A partir de los 25 años el cristalino ya funciona a pleno rendimiento y se reduce la cantidad de rayos ultravioleta que llegan a la retina.

 

A pesar de ello, hasta el 98% de los niños nunca llevan gafas de sol. Por esta razón, el Col·legi Oficial d’Òptics Optometristes de Catalunya (COOOC), insiste en concienciar a los padres sobre la importancia de una buena protección desde la infancia para prevenir futuras patologías oculares.

 

  • Las gafas de sol homologadas son la mejor protección para niños y adultos.

 

Cuando compres las gafas de sol de tu hijo elige unas monturas envolventes  que eviten la entrada de rayos UV por los laterales, y sobretodo, que sea en un establecimento sanitario óptico dónde tengas todas las garantías de protección y calidad de las mismas.