21/12/2017

Regala juguetes que estimulen el desarrollo del sistema visual

Estamos a punto de empezar época navideña, desde Òptica Agustí os queremos dar algunos consejos a la hora de escoger los juguetes además de divertidas y educativas estén orientadas al cuidado de la salud visual.

Cuando nuestros hijos juegan, también están aprendiendo y desarrollando sus capacidades visuales al mismo tiempo. Por este motivo es importante que sus juguetes estén orientados a desarollar su sistema visual y auditivo. A la hora de escoger los juguetes adecuados, debemos tener en cuenta la edad del niño y las fases del desarrollo visual en el que se encuentra.

Una de las primeras premisas al escogerlos es evitar los juguetes que contengan partes afiladas o puntiagudas, especialmente si nuestros hijos son pequeños todavía.

Entre el primer y el tercer mes de nuestros bebes, los juguetes deben tener colores llamativos. Ya que en esta fase, el niño empieza a desarrollar la coordinación ojo-mano. A partir del sexto mes, se estabiliza la visión binocular y cromática. Aquí el niño ya es capaz de controlar la dirección de su mirada y el movimiento de sus manos. Es el momento de empezar a jugar con cubos que se apilan, juguetes de reconocimiento de las formas geométricas o que produzcan sonidos al tocarlos.

A los tres años, el niño puede jugar con rompecabezas que favorecerán el desarrollo de su percepción y de su memoria visual. Es importante por otro lado que los padres jueguen con sus hijos entre tres y seis años. Ya que podrían detectar problemas en la identificación de los colores, para coger un objeto por una mala visión, para calcular mal las distancias o un campo visual limitado. Si se detecta alguna de estas anomalías debemos llevar al niño a una revisión a nuestro optometrista.

                             

En cuanto a los videojuegos, algunos expertos aseguran que pueden ayudar al desarrollo de la visión de los más pequeños de la casa, siempre con no haya un abuso. Los videojuegos pueden mejorar de la sensibilidad al contraste (capacidad de detectar ligeras variaciones de tonos y luminosidad) y desarrolla su memoria visual espacial. Además, aumentar la capacidad de concentración, mejorar los reflejos y la coordinación ojo-mano.

Esperamos haberos dado una pequeña ayuda para realizar vuestras compras navideñas.