26/09/2017

QUÉ ES LA VISTA CANSADA Y CÓMO SOLUCIONARLA.

Tienes alrededor de cuarenta años y comienzas con problemas de visión que nunca antes habías tenido. Tenías una vista perfecta y no necesitabas gafas para actividades tan cotidianas como leer, trabajar con tu ordenador ...

Buena parte de la población, cuando supera la barrera de los cuarenta años de edad, comienza a ver resentida su salud visual. ¿Has necesitado alargar los brazos para alejar objetos cercanos que, antes, veías con normalidad? Este es un síntoma que puede señalar la aparición de vista cansada en tus ojos. Algunas tareas de cerca,  que antes parecían fáciles y llevaderas, ahora se presentan borrosas y tienes que adaptarte a estos cambios visión. Aquí te dejamos las posibles soluciones a la presbicia.

 

  • Adquirir gafas: Es el tratamiento más recurrente entre las personas que sufren las molestias que ocasionan la presbicia y, en general, cualquier problema de visión. Las gafas son grandes aliadas para enfocar adecuadamente, así como una oportunidad única para un cambio delook. No observes la necesidad de llevarlas como un hándicap en tu calidad de vida, todo lo contrario. En el caso de la vista cansada, el objetivo que más comúnmente perseguimos es que los pacientes adquieran una visión nítida de cerca a 33 centímetros de distancia. Pero ten cuidado: puede existir un diagnóstico previo de otros problemas, como el astigmatismo, la miopía o la hipermetropía, antes de que la presbicia emerja. Ante estos casos, habrá que recurrir a gafas con lentes bifocales o multifocales progresivas, que permitan ver a las personas sin necesidad de utilizar una lente para cada distancia.
  • Mediante lentes de contacto: Hay personas que, por comodidad o, simplemente, debido a que no se ven,prefieren prescindir de las gafas, en pos de las lentes de contacto. En estos casos concretos, las lentillas serán bifocales o multifocales, lo que hace que podamos ver con nitidez, igualmente, tanto de cerca como de lejos.  
  • Cirugía con lente intraocular: El paciente se somete a una intervención que incluye la extracción del cristalino y su sustitución por una lente multifocal, adecuada para ver las dos profundidades (cerca o lejos). Muy similar a la operación de cataratas, los pacientes pueden experimentar dificultades de visión tras pasar la cirugía. Por ejemplo, destellos luminosos o problemas en la visión nocturna.
  • Cirugía sobre la córnea: La tecnología permite adaptar la córnea, para que se asemeje a una lente bifocal. Sin embargo, como en toda intervención quirúrgica, pueden existir complicaciones y complicarse los efectos deseados. Lo más habitual es tratar la córnea de cada ojo y dejar uno a punto para la visión de lejos y otro preparado para la visión de cerca.