22/11/2017

El aumento de la sequedad ocular por el uso de las pantallas digitales

La sequedad ocular está aumentando a raíz de uso constante de las pantallas digitales. Hemos observado la aparición de los síntomas asociados al ojo seco a edades más tempranas. Dejando de ser una patología sobretodo asociada a gente de cierta edad.

Cuando el ojo mira fijamente parpadea menos. Cuando  estamos delante de una pantalla de ordenador o móvil,  el parpadeo se reduce a cinco veces por minuto. Mientras que cuando hablamos con una persona parpadeamos un promedio de 25 veces por minuto. Esta disminución provoca que la lágrima la mala distribución por superficie ocular, provocando la sequedad ocular. La cantidad de lágrima en personas que trabajan delante de las pantallas puede llegar a ser de la mitad, como consecuencia de pasa muchas horas fijando la vista.

Cuando existe una carencia importante de la lágrima en el ojo pueden aparecer picor, sensación de arenilla, irritación o  sensación de ardor. En los casos de sequedad ocular extrema puede disminuir la agudeza visual o provocar dolor de cabeza.

 

 

En caso de padecer  sequedad ocular podemos:

  • Aplicar lágrimas artificiales o humectantes.
  • Forzar el parpadeo voluntario
  • Tener los ojos cerrados durante veinte de segundos de forma periódica.
  • Hacer descansos cada 20 minutos de 20 segundos mirando a lo lejos.
  • Evitar un exceso de calefacciones y aire acondicionados porque ayudan a la evaporación de la lágrima.